Prisma

Láser Q-switch. 6 longitudes de onda

Láser Q-switch de alta potencia

Una tecnología poderosa

Prisma cuenta con seis longitudes de onda diseñadas para alcanzar grandes resultados en la eliminación de tatuajes y lesiones pigmentarias, incluyendo una variedad de opciones de tratamiento eficaces y parámetros personalizables al alcance.

Además ofrece una gran versatilidad en la práctica con una amplia gama de opciones clínicas para el tratamiento de pacientes. Prisma es una herramienta esencial en la práctica profesional.

Toning (1.064 nm)

Es el protocolo ideal para el cierre de poros y darle lucidez a la piel. Con el Toning de Prisma, complementamos el tratamiento del melasma dérmico a baja fluencia (500mj), penetrando con el láser para destruir los melanosomas.

Con el Toning también se realizan tratamientos de queloides destruyendo la micro vasculatura superficial, bloqueando el crecimiento de las cicatrices previamente tratadas.

Prisma
Prisma

Prisma provee un pulso en 330 microsegundos, que llega a la fascia muscular generando una contracción térmica con estimulación de fibroblastos y renovación de colágeno y elastina.

Con este modo también tratamos el acné activo con una alta tasa de eficiencia y seguridad para los pacientes.

Diamond (595 nm)

La pieza de mano Diamond de 595nm logra una bioestimulacion con el fin de regular los componentes vasculares, tratando indicaciones como el melasma vascular, la rosácea, psoriasis y cuperosis.

A diferencia de otras longitudes de onda que actúan más superficiales, Diamond actúa en epidermis y dermis logrando un efecto biológico en la regulación de citoquinas e interloquinas.

Prisma

Platinum (660 nm)

Última tecnología con especificidad en lesiones epidérmicas sin tocar la estructura vascular, lo que nos permite generar un tratamiento más efectivo con menos incapacidad.

Es ideal para tratar: pecas, pigmento epidérmico, léntigos solares y remoción de tatuajes colores verde, azul y morado.

Prisma

Adiós a manchas y tatuajes

Prisma